Hace ya más de 10 años que explotó el boom de las webs, quizás en España llegó algo más tarde, pero acabó estallando. La famosa presencia en internet acabó por calar y con el paso del tiempo se ha ido distorsionando hasta no tener nada que ver con la visibilidad en internet. A día de hoy son miles y miles de PyMEs, negocios y autónomos que cuentan con presencia digital, pero muy pocas las que verdaderamente tienen visibilidad en la red.

A priori, estos términos tan parecidos esconden una gran diferencia, tanto como el blanco y el negro. En GoPyme, vamos a tratar de acercarte estas diferencias y cómo adaptarlo a tu negocio.

¿Que es la Presencia en internet?

Tener presencia, es estar… ¿Quién no está hoy en día en internet? Muy pocos y cada día menos.

Como decíamos antes cientos de miles de negocios en España se subieron al carro de crear una página web. Después, al carro de los directorios de empresas, para finalmente algunas de ellas subirse al carro de las redes sociales.

Volvamos al principio. Arrastradas por la ola y con cierto desconocimiento, las empresas decidieron y deciden invertir recursos para diseñar un sitio web, mostrar sus servicios o productos a un mayor número de personas y así lograr vender más.

Con tal auge y todas las empresas deseando ser vistas, llegamos a un cuello de botella. Cuello de botella con nombre propio: Google.

Miles de empresas de cada sector y solo 10 aparecen en la primera página del buscador, 10 en la segunda, 10 en la tercera… y a partir de ahí es como si no salieran, porque los usuarios vuelven al buscador y cambian su consulta.
Resumiendo, estar en internet por estar, sin ningún beneficio y con otro gasto más a la espalda.

Este hecho nos lleva al otro término de hoy: La visibilidad en Internet.

¿Qué es tener visibilidad en internet?

Seamos claros, internet a día de hoy está “monopolizado”. Tener visibilidad es salir en Google.
Este buscador representa a día de hoy en 95% de las búsquedas en internet en España. El 5% restante se reparte entre Yahoo!, Bing y otros aún de menor protagonismo.

El problema de tener miles de empresas y solo poder mostrar 10 o 20 resultados derivó en nuevos modelos de negocio: los directorios de empresas. No tardaron en colapsar y construir su propio cuello de botella. Por tanto, “mismo perro, distinto collar”. Además con un grave problema añadido:

La gente busca en Google cuando quiere algo, no lo hace en directorios.

Hace un tiempo leí un artículo en la Escuela Digital, os dejo el enlace para que podáis leerlo. No es que fuera revelador, pero sí muy directo para entender por qué un directorio no es ninguna solución a los problemas de visibilidad de tu negocio en internet. Además de ser abusivamente caros.

Resumiendo, tener visibilidad online es salir en las primeras páginas de Google. A poder ser en la primera de todas. Esto te asegura miles de visitas al mes de gente que está demandando tu producto o servicio. ¿Te imaginas el potencial de venta que te ofrece estar ahí?

Y ahora que ya sabemos lo que es cada cosa, seguro que te estás preguntando ¿Cómo puedo mejorar la visibilidad de mi negocio?

Mejorar la visibilidad de mi negocio en internet

Aquí la magia no existe. O pagas (Google Adwords) o trabajas para salir en internet (Posicionamiento SEO). No hay otros caminos, pero sí ciertas “consideraciones” que toda web de empresa debe cumplir.

  • Una web adaptada a dispositivos móviles. El 80% de las búsquedas locales se realizan desde smartphones.
  • Trabajar el SEO (posicionamiento web) de cada página, así como los enlaces que ayudarán a dar relevancia a tu web. Contar con un blog, será la clave para el éxito.
  • Conocer cúal es el presupuesto que voy a dedicar. La estrategia se adapta al presupuesto y nunca al revés.
  • Entender en qué estoy invirtiendo para poder evaluar el trabajo de la empresa que lo está haciendo. Hay que saber que se está comprando y la misión del vendedor es hacértelo entender.
  • Llevar un control sobre los resultados de los servicios por lo que pago. Nuevamente, la misión del vendedor es darte esa información, explicártela y sobre todo asesorarte para mejorar.

Conclusiones

A diario nos llegan empresas y autónomos desanimados por los vagos resultados de tanta inversión y con ganas de abandonar el área digital. Grave error. Publicitarse es necesario, sino cada vez venderás menos.

Casos de éxito, como el que documentamos de uno de nuestro clientes, aportan sentido a lo que hacemos y la satisfacción de que el trabajo bien hecho siempre da resultados.

Y por último:

No compres una web o presencia en internet, compra visibilidad de tu negocio en internet.

 

4.9 (98.33%) 12 votes